Nos Domaines Dexpertise

Código de ética

Guía de Buenas Prácticas de la Ética

Grupo Sofrecom

Certification-System2

Cada uno de nosotros debe demostrar en su actividad profesional, lealtad, integridad, imparcialidad, profesionalismo y sentido de la responsabilidad.

 El grupo Orange se ha comprometido, dentro de su código de ética, a respetar y hacer respetar, por parte de todos, sus valores y sus principios de acción colectiva e individual. El código de ética es la piedra angular de nuestro enfoque ético. Es la base de nuestros valores compartidos.

Éste, adaptado para Sofrecom, representa para cada empleado, independientemente de su profesión, un marco de referencia para las acciones y decisiones que se toman diariamente entre nosotros, en relación a nuestros clientes, competidores, y en términos más generales, en relación a nuestro medio ambiente.

En una preocupación operativa, retomamos los ejes de esta Carta en una “Guía de Buenas Prácticas de ética” que se aplica a todas las entidades de Sofrecom.

Luego de una auditoría externa[1] de su programa y sus prácticas éticas, el Grupo Sofrecom se convirtió en noviembre de 2010 en la primera entidad del Grupo Orange en obtener una certificación ética por parte de un organismo independiente y reconocido. En 2012 y 2014, luego de una auditoría externa a fondo de nuestra ética y nuestras prácticas realizadas en Sofrecom SA y Sofrecom Indonesia y Sofrecom Medio Oriente, nuestra certificación ética fue renovada. Ésta es testigo no solo el cumplimiento de las prácticas del Grupo con las normas internacionales, sino también los esfuerzos permanentes de Sofrecom en la prevención y la lucha contra la corrupción.

En el marco del Programa de Conformidad del Grupo Orange, en el primer semestre de 2013 hemos consolidado nuestro dispositivo anti corrupción, estableciendo la política y las guías de anti corrupción del Grupo Orange. En particular, hemos fortalecido nuestra política “regalos, comidas e invitaciones” definiendo umbrales por país, así como también hemos establecido nuestro proceso de “Due Dilligence” de las asociaciones de negocios. Por otro lado, en la Intranet se encuentran a disposición módulos de capacitación e-learning “E-Resist”, como complemento para las capacitaciones presenciales.

En febrero de 2013 nombré un Chief Compliance Officer y en septiembre un Asesor de Etica. La misión del Chief Compliance Officer es coordinar y supervisar la eficacia de las acciones de Compliance dentro de Sofrecom (según las indicaciones de la Decisión nº 9 de Stéphane Richard del 20/08/12).

La misión del Asesor de Ética es asesorar a los directivos y empleados y ayudar a desarrollar la ética en el Grupo Sofrecom, en particular a través de la sensibilización y la formación.

A partir de 2016, las filiales nombran a un Compliance Officer local que está relacionado con el Chief Compliance Officer para este papel. Su misión es asegurar la implementación del programa, sensibilizar y formar a los recursos locales.

Para facilitar aún más la comprensión de las normas éticas y el cumplimiento, hemos remarcado en esta nueva versión de la guía ética los párrafos a los que se deberá consultar, en ciertas situaciones, según los principios de aplicación de Sofrecom de la política de lucha contra la corrupción del Grupo Orange. Los invito a visitar nuevamente esta “Guía de Buenas Prácticas de Ética”, dirigida a todo el Grupo Sofrecom (Sede y filiales) para ayudarlos a continuar actuando con integridad y tomando buenas decisiones. Ésta presenta los principios básicos de la acción con respecto a nuestros clientes, nuestros accionistas, nuestros empleados, nuestros proveedores y nuestros socios. En ella se describe el comportamiento que hay que evitar y el dispositivo de alerta confidencial del Grupo Orange a aplicar.

[1] Auditoría realizada por la compañía SGS para la cuenta de Ethic Intelligence

Jacques Moulin
Director General Sofrecom
firma-Mou

Introducción
En Sofrecom nos comprometemos a que nuestra actitud sea siempre coherente con los valores vinculados a la marca Orange, en particular la responsabilidad.

Ceder a prácticas que socaven nuestra integridad y nuestra reputación afectaría nuestro crecimiento a largo plazo y dañaría nuestras acciones actuales y futuras. Es esencial rechazar este tipo de prácticas.

Los empleados de Sofrecom se encuentran a veces en situaciones ambiguas, donde la elección ética no es fácil.

Esta Guía de Buenas Prácticas tiene como objetivo ayudar a que actuemos con integridad y tomemos la decisión correcta. Presenta el marco de referencia para nuestros principios de acción y nuestro comportamiento, y da ejemplos de situaciones ambiguas con el fin de reaccionar mejor frente a decisiones más difíciles.

Todos deben leerlo para entender la letra y el espíritu y hacer todo lo posible para cumplirlo.

En todos los casos, si hay un dilema ético en el trabajo, siempre hágase las siguientes preguntas:

¿Escondería esto a mi familia, a mis superiores, a los medios de comunicación?

¿Estoy tratando de convencerme de que lo que hago está bien?

¿Es eso que hago perjudicial para el grupo? ¿Soy yo la única persona a beneficiarse de ello?

Si su respuesta es sí a cualquiera de estas preguntas, lo que usted planea hacer probablemente vaya en contra de nuestras buenas prácticas. No lo haga, o pregunte a su supervisor o al Asesor de Ética,.

Nuestros principios de acción en Sofrecom

Con respecto a nuestros clientes

Basamos nuestro éxito en la calidad y la mejora de nuestros servicios y prestaciones y la satisfacción de nuestros clientes. Esto es por esto que los empleados se abstendrán de cualquier conducta que no cumpla con la normativa en materia comercial y cualquier falsificación o manipulación de cifras y cuentas.

Con respecto a nuestros accionistas

Inspiramos confianza a nuestros accionistas con el objetivo de garantizar la rentabilidad de su inversión.

Nos esforzamos por proporcionarles información regular, comprensible, pertinente y fiable.

Velamos por un estricto cumplimiento de las normas y principios de gobierno corporativo.

Con respecto a nuestros colaboradores

Tenemos confianza en la lealtad, la integridad, la motivación y el sentido de la iniciativa y la responsabilidad de nuestros empleados. Nos esforzamos para asegurar un ambiente de trabajo saludable y seguro y para promover el desarrollo de sus competencias profesionales y sus responsabilidades individuales. Nuestros equipos reflejan la diversidad de culturas y habilidades.

No toleramos ningún tipo de discriminación.

Nos aseguramos que existan mecanismos que permitan la denuncia por parte de un empleado de un delito o fraude del que haya tenido conocimiento, y un manejo adecuado y expedito de este informe.

Con respecto a nuestros proveedores y socios

Construimos relaciones de confianza y lealtad con nuestros proveedores y socios con el fin de ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio.

Esperamos de ellos que compartan y respeten los principios éticos.

 

Con respecto a nuestra competencia

Buscamos superar a nuestros competidores por medios justos y legales y por la calidad de nuestros servicios y prestaciones.

 

Con respecto al contexto de los países donde trabajamos

Respetamos el medio ambiente natural y las culturas de los países en los que operamos (a través de una presencia local – una filial o sucursal – o a través de la pre-venta o la realización de proyectos / misiones).

Respetamos las leyes y reglamentos, y esperamos que nuestros empleados cumplan con ellos.

Mantenemos relaciones éticas con los gobiernos y las autoridades administrativas y fiscales.

Rechazamos todo tipo de corrupción.

Por ejemplo: la corrupción que tiene como fin obtener un contrato, la corrupción para resolver una inspección fiscal, la corrupción para lograr procedimientos administrativos.

Comportamientos no éticos: casos concretos

Tratamiento de la información confidencial

Como parte de su trabajo, a veces los empleados pueden obtener información no pública que pertenece al grupo o a Sofrecom. Se trata de toda información personal o confidencial dada por nuestros clientes, proveedores y empleados. También incluye, y no limitado a: los clientes de Sofrecom o de nuestros propios clientes y reversiones o terminaciones de contratos, desarrollo de productos y estrategias de comercialización, precios de venta, procesos y logros tecnológicos, resultados financieros inéditos, cambios en los accionistas de Consejos de Administración de France Telecom y filiales, sino también toda la información relativa a la adjudicación o la terminación de los contratos, fusiones, adquisiciones, ventas y disoluciones de las filiales.

En este sentido, está especialmente prohibido que los empleados utilicen dicha información para:

– Asesorar a terceros tanto dentro como fuera de la empresa para hacer operaciones en el comercio de acciones antes que la información se haya hecho pública

– Informar a terceros por cualquier motivo, mediante transmisión de ficheros de clientes, códigos de activación, procedimientos o por la divulgación de datos sensibles

La no protección de activos del Grupo

Como director o colaborador, el empleado debe garantizar la protección y la observancia de la propiedad intelectual y todos los proyectos y know-how del grupo, así como también para el uso de los recursos. Se trata de evitar la conducta maliciosa para con los bienes tangibles (locales, equipos,…) e intangibles.

Por ejemplo, los empleados no participarán o no ayudarán a cometer robo, fraude, vandalismo, sabotaje…

 

Abuso en términos de expresión pública o comportamiento público

Cada empleado debe demostrar lealtad, integridad, imparcialidad y sentido de la responsabilidad: se transmite la imagen de la marca y el grupo en cualquier momento.

Se deben evitar comportamientos como por ejemplo:

– denigración de ofertas y productos

– denigración de prestadores

– cualquier conducta perjudicial para la imagen y las reglas del grupo, en particular en relación con el país anfitrión, su gente y sus instituciones: comportamientos racistas, comercio y uso de drogas, abuso de alcohol, turismo sexual,…

 

El no respeto a la legislación

Todos los empleados deben cumplir con la legislación local y nacional, estén donde estén en el mundo. Nada en esta guía de buenas prácticas éticas debe interpretarse como un estímulo para violar las leyes en vigor y en todas las áreas del derecho: comercial, social, público,…

El no respeto del individuo

Los empleados deben respetar a las personas y su derecho a la protección de la privacidad, en cualquier parte del mundo. Por lo tanto, deben rechazar todas las formas de discriminación así como los siguientes comportamientos:

– acoso moral o sexual

– comportamientos insultantes, racistas, violentos

– comportamientos intrusivos en la intimidad

– comportamientos frívolos y despectivos

– comportamientos tales como la discriminación basada en el sexo, la pertenencia real o supuesta de una raza o etnia, la orientación sexual, el estado de salud, el embarazo y/o la religión.

 

Conflictos de interés

Los conflictos surgen cuando la perspectiva de la ganancia personal, familiar o garantía financiera o cualquier otra retribución, anima a los empleados a actuar en contra de los intereses del grupo. Por conflicto de intereses, entendemos el aceptar u ofrecer regalos excesivos o inadecuados, en efectivo, o en especie, los descuentos, los bienes o el entretenimiento, lo que podría influir o recompensar las decisiones profesionales.

Se deben evitar comportamientos como:

– influir o permitir  decisiones sobre proveedores, clientes u otros socios contractuales

– aceptar un regalo de valor excesivo habiendo un vínculo con la firma o la renovación de un contrato y la relación comercial, en general,

– aceptar participar en un seminario de trabajo y descanso, organizado por el fabricante, sin ningún beneficio real para la empresa

– privilegiar una relación personal.

 

Las reglas aplicables al Grupo Sofrecom en materias de obsequios e invitaciones son descritas en “principios de aplicación de Sofrecom de la política anticorrupción del Grupo Orange” y en la “síntesis de los principios de aplicación”, que se encuentra en la Intranet sof’info. Los umbrales aplicables a cada país se encuentran definidos en la grilla “Thresholds for gift & hospitality” (que se encuentra también en la Intranet).

 

Competencia desleal

Los empleados no podrán utilizar ningún medio no autorizado para obtener información acerca de sus competidores, no actuarán de manera que fallen a sus obligaciones y no tratarán de obtener beneficios indebidos para la empresa.

Las prácticas a evitar comprenden:

– ceder a las presiones que puedan afectar la libre competencia

– otorgar información privilegiada a los proveedores o clientes

– aceptar o pagar sobornos, comisiones, directamente o a través de intermediarios

– basar las decisiones de negocio en la existencia o no de una relación recíproca

– utilizar la información divulgada por un competidor de manera ilegal para obtener una ventaja comercial indebida.

 

Principios de aplicación de Sofrecom de la Política Orange

Donaciones y patrocinio corporativo

Sofrecom aplica las directrices del grupo Orange en materia de “donaciones benéficas y patrocinio corporativo”, de acuerdo con los principios descritos en el párrafo 9 de los Principios de aplicación de Sofrecom de la Política Anticorrupción del Grupo Orange, que se encuentran en la Intranet sof’link.

Las acciones de Mecenazgo y otras asociaciones son gestionadas por Recursos Humanos o la dirección RSE, y son sistemáticamente objeto de un acuerdo previo con el Director General de Sofrecom.

Sofrecom no realiza acciones de sponsoreo.

Contribución a partidos políticos u organizaciones

Sofrecom aplica las directrices del Grupo Orange en materia de “contribución a partidos políticos” según los principios descritos en el párrafo 8 de principios de aplicación de Sofrecom de la Política Anticorrupción del Grupo Orange, que puede encontrarse en la Intranet sof’link.

Pagos de facilitación, solicitudes y extorsiones

Sofrecom aplica las directrices del Grupo Orange en materia de “pagos de facilitación, solicitaciones y extorsiones” según los principios descritos en el párrafo 10 de los principios de aplicación de Sofrecom de la Política Anticorrupción del Grupo Orange y en la síntesis de los principios de aplicación, que se encuentran en la Intranet sof’link.

Los pagos de facilitación (pago de pequeñas sumas de manera impropia e informal a los empleados subordinados para asegurar o acelerar la prestación de servicios) están prohibidos, a menos que esto se haya hecho bajo coacción y amenaza contra la seguridad personal.

En aras de la claridad, si los pagos se hicieron después de haber sido amenazado contra la seguridad personal o luego de un acto criminal, esos pagos se considerarían bajo coacción con amenazas. La coacción con amenaza puede justificar los pagos realizados para evitar la pérdida de la vida, la pérdida de la integridad física o la privación de la libertad. En cuyo caso, dichos pagos no pueden ser considerados como los pagos de facilitación.

Este tipo de incidentes deben ser comunicados en un informe detallado al Director General de Sofrecom, al Director de la Filial, al Director Ejecutivo de CXMB, al gerente y Chief Compliance Officer a fin de que se implementen las medidas correctivas adecuadas.

 


 

­