Nos Domaines Dexpertise

Estar o no estar en la nube, esa es la decisión….

En la actualidad los CI0 enfrentan nuevos desafíos que implican cómo generar nuevos negocios, obtener mayor rendimiento de sus operaciones y al mismo tiempo fidelizar a sus clientes a partir de la gran cantidad de datos emergentes de las redes sociales, los sistemas de información y los dispositivos inteligentes.

Adoptar una estrategia de computación en la nube permite afrontar estos desafíos con mayor dinamismo y eficacia, claro que se deberán tener en cuenta las características que favorecen la adopción de esta arquitectura.

¿Qué es la nube?

Es un conjunto de servicios basados en internet, o redes privadas de servicios que ofrecen a los usuarios funciones de TI escalables, incluyendo desde software hasta plataformas de infraestructura virtuales.

La computación en la nube representa un cambio de paradigma en cuanto a la provisión de servicios de TI, impulsado por la demanda creciente de aplicaciones Web.
Estás aplicaciones se sustentan en arquitecturas de sistemas flexibles, escalables y eficientes, preparadas para gestionar y analizar en tiempo real el creciente volumen de datos proveniente de las más diversas fuentes.

La computación en la nube, se destaca por 4 características principales en cuanto a la gestión de Infraestructura tecnológica, ellas son:

  • Altamente abstracta
  • Costo variable de acuerdo a necesidad organización.
  • Es de propiedad múltiple.
  • Inmediatamente escalable.

En este contexto es importante identificar en qué condiciones sería favorable la adopción de cloud computing. A continuación se detallan algunos lineamientos a tener en cuenta analizando los procesos, aplicaciones, datos y servicios existentes en las corporaciones, así también como su estrategia de TI a corto y mediano plazo.

Sería lógico adoptar una estrategia de computación en la nube o cloud computing :

  • Cuando los procesos, aplicaciones y datos son independientes o su grado de acople es bajo.
  • Cuando los puntos de integración entre procesos, aplicaciones y datos están bien definidos.
  • Cuando no hay requerimientos exigentes de seguridad.
  • Cuando la arquitectura empresarial es saludable y madura.
  • Cuando la tendencia es el desarrollo de los sistemas en arquitecturas web.
  • Cuando el Costo es una limitación para el desarrollo de nuevas iniciativas, aplicaciones y sistemas.
  • Cuando se toma la decisión de desarrollar nuevas aplicaciones en lugar de optimizar las existentes.

El CIO debería prepararse para la adopción de una arquitectura cloud, teniendo en cuenta, lo siguiente:

  • Aceptar que el desarrollo de sus servicios críticos están hosteados en internet y que son parte de su arquitectura orientada a servicios (SOA).
  • En segundo término desarrollar una estrategia para la gestión y el consumo de sus servicios en la nube, incluyendo los acuerdos de servicios, la semántica, la seguridad, la transaccionalidad, en cada uno de ellos.
  • Finalmente Crear pruebas de concepto, que permitan tener un mejor conocimiento de los servicios/procesos; esto proveerá los aspectos a profundizar que deberán ser considerados para implantar está arquitectura.

De acuerdo a lo expuesto, se concluye que la decisión de adoptar una arquitectura de servicios en la nube debe ser analizada en profundidad y por especialistas.

El punto de partida generalmente adoptado es un proyecto de consultoría que evalué la infraestructura tecnología y la estrategia de IT en conjunto con sus aplicaciones y datos críticos.

Como resultado de esa consultoría, las empresas obtendrán el análisis de debilidades y fortalezas que tiene su arquitectura IT para evaluar la posible adopción de una arquitectura de servicios en la nube, una arquitectura SOA hosteada in house o una arquitectura mixta.

Guillermo Buffa. Gerente de Proyecto de la Dirección de Operaciones.

Back