Nos Domaines Dexpertise

Orange despliega una red para el Internet de las cosas

Como complemento a sus redes móviles, Orange ha decidido invertir en una red Low Power Wide Area1 (LPWA), una tecnología de baja velocidad que garantiza una conectividad de bajo consumo de energía y menor coste. Orange ha decidido confiar en la tecnología LoRa (Long Range) para implementar esta red que cubrirá todo el territorio metropolitano.

En el marco de su plan estratégico Essentials2020, el Internet de las cosas es un eje de diversificación para Orange, con el que espera generar unos ingresos de 600 millones de euros de aquí a 2018.

Operador en el campo de las soluciones máquina a máquina (M2M) durante cerca de diez años con sus redes 2G/3G/4G, Orange completa hoy su oferta de conectividad y prepara el futuro del Internet de las cosas con esta red, basada en la tecnología LoRa, que se utilizará principalmente para conectar los sensores de las ciudades inteligentes. En paralelo, Orange continúa los trabajos de normalización de las futuras redes móviles (2G/4G)2 del Internet de las cosas, que estarán operativas a lo largo de 2017 y, en el caso de la 5G, en 2022.

Stéphane Richard, presidente y director general de Orange, declara: «El desarrollo del Internet de las cosas se prevé como mar de fondo en los próximos años. Se estima que, en 2020, existirán más de 25.000 millones de objetos conectados en todo el mundo.

En el marco de nuestro nuevo plan estratégico Essentials2020, Orange tiene la ambición de convertirse en el operador de referencia del Internet de las cosas. Para responder a todas las necesidades, decidimos, como complemento de las redes de telefonía móvil, desplegar una red nacional dedicada a los objetos que necesitan conectividad de banda estrecha, y también para un bajo consumo de energía. Esta red, basada en la tecnología LoRa, se abrirá poco a poco a partir del primer trimestre de 2016.

Más allá de la conectividad, Orange también está desarrollando la distribución de objetos conectados, la agregación y el tratamiento de los datos procedentes de dichos objetos y, por último, la oferta de servicios de valor añadido en los ámbitos de la salud, el bienestar, la casa conectada y las ciudades inteligentes».

Esta red LoRa estará operativa a partir del primer trimestre de 2016 y, gradualmente, se desplegará a nivel nacional. Será utilizada para el transporte de las comunicaciones de los objetos para Orange, sus mercados masivos y clientes empresariales. Orange ha puesto a prueba la tecnología LoRa mediante la realización de un ensayo a gran escala en Grenoble, con más de treinta socios.

Los objetos no tienen las mismas necesidades de conectividad, las cuales dependen de la velocidad, la criticidad y la frecuencia de la información transmitida. Con el fin de garantizar el pleno desarrollo de estos usos, Orange opta por invertir en una variedad de soluciones para ser el operador del Internet de las cosas, con independencia de las necesidades de los objetos y de la tecnología utilizada.

Más allá de la conectividad, Orange tiene la intención de proporcionar a sus clientes –empresas y gran público– servicios y plataformas compatibles e interoperables con las diferentes redes adaptadas a los objetos conectados.

1 Estas redes permiten llevar a cabo los intercambios de los objetos conectados de pequeño tamaño, que no están conectados a la red eléctrica, que requieren un bajo coste de conectividad y en el marco de comunicaciones esporádicas no críticas.

2 2G norma EC-GSM (extended Coverage GSM) / 4G: cat 0 LTE y PSM (Power Saving Mode).

Fuente: www.orange.com

Back